0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La Unión Ferroviaria (UF) pidió la anulación del soterramiento del Sarmiento por el escándalo Odebrecht y envió una carta documento al gerente de Ingeniería y Construcciones de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), Heraldo Spies, por las reformas en las estaciones de trenes iniciadas hace tres años.

Como consecuencia de los hechos de corrupción que tomaron estado público a partir de las coimas pagadas por funcionarios de la empresa Odebrech, los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento propusieron parar la obra, que de acuerdo a los cálculos del Instituto de Formación del Trabajador Ferroviario alcanza a "veinte mil millones de dólares reales, contra los tres mil millones que presupuestó el Gobierno".

"Es totalmente innecesaria, y, por eso, en este momento le estamos enviando una carta documento a Mauricio Macri. Hacen un subte veintiséis metros bajo tierra cuando en realidad el problema que tenemos en el Sarmiento como consecuencia de las frecuencias, se resolvería con la creación de bajo niveles, a un monto de 520 millones de dólares, tomando en cuenta hasta las expropiaciones de casas alrededor. Un valor muy inferior a los veinte mil que plantea el Gobierno", aseguró el secretario general de la Unión Ferroviaria, Rubén "El Pollo" Sobrero.

La otra propuesta, que además podría ser complementaria de la creación de los túneles, es la rehabilitación del servicio que une Haedo con Retiro en apenas 28 minutos: "Hoy las vías están existentes, y estamos tratando de presentar el proyecto como trabajadores, con cronograma, cantidad de gente, pasos a niveles, para que nadie se haga el distraído".

De habilitarse el proyecto de los trabajadores, el valor de costo para llegar a Retiro sería de cinco pesos contra los catorce que hoy gastan los usuarios al hacer el trasborde para ir a esa zona. "Inclusive con la playa seca que queremos hacer en el acceso oeste, generaríamos un descongestionamiento de autos porque tardarían 25 minutos en llegar al centro, dejando el auto, y ahorrarían plata y tiempo", añadió el dirigente.

Por otra parte, Sobrero intimó vía carta documento al gerente de la ADIF, Heraldo Spies, responsable de la remodelación de las estaciones del Sarmiento, porque, según contó, los trabajos comenzaron hace tres años "pero todavía están en veremos".

El Gobierno cerró, hasta la fecha, las estaciones de Padua, Paso del Rey, Liniers, Ciudadela y Ramos Mejía, y sin terminar lo comenzado, tiene planificado comenzar las tareas en Ituzaingo, Floresta y Morón: "De las 350 mil personas que hoy viajan en tren, solamente están abonando pasaje 230 mil. Es decir, que hace tres años que estamos perdiendo un montón de plata por ineficacia".

A esto, se suma lo que Sobrero calificó como "una estafa" porque cuando se abona con la tarjeta SUBE, la empresa cobra el máximo del boleto, pero cuando el usuario baja en una de las estaciones intermedias, se hace el descuento correspondiente por la diferencia. "Lo que sucede, es que si no hay molinetes, no te hacen el descuento correspondiente, ahí está el negocio", subrayó.

 

Por último, el dirigente enfatizó: "Esta gente no conoce nada del sistema ferroviario, y en vez de apoyarse en los laburantes para que nosotros podamos charlar con ellos, se manejan como quieren y así tenemos los problemas que tenemos". Fuente: snonline.com.ar

Bordó Nacional