0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El dirigente ferroviario había despertado críticas a raíz de sus declaraciones en medio del paro general del lunes. “Lo que quise decir que caiga el plan económico del Gobierno”, aclaró.

El dirigente ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero salió a aclarar sus dichos vertidos en medio del paro general de este lunes, cuando sostuvo: “Vamos a seguir empujando hasta que caiga el Gobierno”. A través de su cuenta de Twitter, Sobrero se explicó: "Lo que quise decir es que caiga el plan económico del Gobierno".

 “Sepan muy bien que este paro se hizo a pesar de la CGT, se le hizo con la fuerza que vino de abajo, y con la misma fuerza vamos a seguir empujando, por un plan de lucha hasta que caiga el Gobierno”, había dicho.

El Pollo cuando habló en el acto que se hizo en el Obelisco entre el sindicalismo y la izquier­da, como parte de su encendido discurso callejero, dijo: “Este paro se hizo a pesar de la CGT, se lo hizo con la fuerza que vino de abajo y con la misma fuerza vamos a seguir empujando por un plan de lucha hasta que ‘caiga el gobierno’. Advertido de sus palabras, Sobrero se corrigió públicamente: “En el discurso de hoy cometí un error al decir que  “caiga el gobierno”, en realidad lo que quise decir es que caiga el plan económico del gobierno”, señaló.

El ministro Triaca aprovechó la oportunidad para desviar el foco de atención en momentos en que el parazo era total. Dijo: “No lo escu­ché. Pero muestra las actitudes poco democráticas” de Sobrero. Justo ante un dirigente que practica la democra­cia sindical en su gremio. A su turno, la represora ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, agregó: “Me parece infame. En una Argentina que vivió tantas veces fines trágicos de nuestra democracia, hablar de que se caiga un gobierno es una infamia”. Quiso defender su pasado como ministra de Trabajo de De la Rúa, cuando en 2001 dispuso el recorte de 13% a estatales y jubilados y gobernó al servicio del FMI, repudiado por el Argentinazo al grito de “que se vayan todos”.

Repudiamos a los funcionarios de este gobierno hambreador por arrogarse ser los fiscales de lo que dice un luchador en medio de un paro contra sus políticas de ajuste con un claro signo persecutorio y de deslegitimación de los reclamos de los trabajadores. Se hacen los “pala­dines de la democracia” cuando han pactado un brutal ajuste con el FMI a espalda de los trabajadores. Hablan de democracia cuando fue el pueblo trabajador el que con 30.000 desapa­recidos, que este gobierno niega, tiró abajo a la dictadura genocida del 76.

Recordemos que este gobierno defiende la prisión domiciliaria a los genocidas y apela a la represión ante las luchas obreras y populares.

Triaca tilda de “antidemocrá­tico” a Sobrero cuando encabeza un ministerio que avaló el cierre de multinacionales millonarias, como PepsiCo, que dejó a 600 familias en la calle. O el cierre de AGR Clarín, dejando a 380 trabajadores sin trabajo.

Bullrich es la que defendió a la Gendarmería cuando reprimió al pueblo mapuche que terminó con la muerte de Santiago Maldonado y a la Prefectura que asesinó por la espalda al joven Rafael Nahuel. Macri-Bullrich son los defensores del gatillo fácil y la doctrina Cho­cobar.

Sobrero dejó en claro que, como pelea el sindicalismo combativo y nuestro partido, Izquierda Socialista, estamos para que “caiga el ajuste” y este plan económico al servicio de los banqueros, los grandes empre­sarios y el imperialismo. Y estamos por otro modelo económico al servi­cio de los trabajadores, que deje de pagar la deuda y tome medidas de fondo contra la minoría capitalista parasitaria que se lleva el esfuerzo de millones de trabajadores.

Que el gobierno tilde de “an­tidemocrático” a dirigentes como Sobrero que hace años vienen enfrentando con dignidad a las patronales, al gobierno y a la buro­cracia sindical, es un antecedente repudiable porque va contra el conjunto de los que luchan. Esto va unido a la frase de que el paro tenía intentos “desestabilizadores” para encubrir a un gobierno entre­guista como el actual.

Sobrero ratificó el compromiso de seguir luchando para derrotar el ajuste. Y esto no lo ponemos para que lo “examine” el gobierno sino para que los trabajadores reclamen la continuidad de la pelea por ello.

Bordó Nacional