0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La idea es el traslado de la playa de maniobras que funciona al norte de la Estación Belgrano, para generar nuevos desarrollos inmobiliarios.

El predio de siete manzanas que está detrás de la estación Belgrano está catalogado en el Reglamento de Ordenamiento Urbano como R1 (Residencial de alta densidad), sin límite de altura. Se estima que podrían construirse 300 viviendas en cada una de las siete manzanas.

La consultora Consular estudia tres alternativas para construir un nuevo ramal ferroviario que evite que los trenes de carga ingresen a la ciudad de Santa Fe.

Un nuevo polo de urbanización podría generarse en la ciudad, a metros de la Costanera y bulevar Gálvez. Desde hace un mes, la consultora Consular SA analiza tres posibles trazas para realizar la circunvalación ferroviaria de la ciudad de Santa Fe, de acuerdo con lo establecido en los pliegos que en marzo terminó de licitar el Ministerio de Transporte de la Nación (se hizo en dos etapas: 27/9/16 y 17/3/17). Mientras tanto, ya se analiza el destino que a futuro podrían tener algunos terrenos que quedarían como vacancias urbanas si los trenes de carga dejan de ingresar a la ciudad. Entre ellos, casi todas las manzanas que están detrás del edificio de la ex Estación Belgrano y a las que el Reglamento de Ordenamiento Urbano -ROU- les otorga la característica de distrito R1 (residencial de alta densidad).

La semana pasada, el intendente José Corral y funcionarios de su gabinete participaron de una reunión en Buenos Aires con autoridades de Adif (Ezequiel Lemos), Trenes Argentinos (Guillermo Fiad) y técnicos de la consultora. Uno de los objetivos fue preguntar a las autoridades locales cuáles de las variables de trazas que están en estudio creen más convenientes para la ciudad de Santa Fe.

Hay tres puntos que el Municipio pidió que se tengan en cuenta: que circunvale la ciudad, es decir que los trenes de carga dejen de atravesar zonas urbanas; que pase lo más cerca posible de Interpuertos (un parque multimodal para transferencia de carga proyectado en el noroeste); y que prevea la continuidad de la traza del futuro puerto.

El trazado ferroviario ha quedado atrapado en medio de la ciudad y se ha convertido en un problema urbano. Al atravesar zonas pobladas y de alto tránsito vehicular, son frecuentes los descarrilamientos y se han producido accidentes, algunos graves como el que ocurrió en octubre de 2010 cuando un tren arrolló y mató a una beba de un año y medio. Además, la playa de maniobras de los pocos trenes que ingresan en la actualidad está en medio de dos barrios residenciales, Candioti Norte y Siete Jefes, que están incomunicados por la infraestructura ferroviaria existente.

Para solucionar este tema, la Municipalidad planteó la necesidad de incluir una nueva playa de maniobras en el trazado, que se construya antes que el circunvalar. “Tienen previsto que sea en Laguna Paiva”, adelantó el intendente, según lo que le informaron en Buenos Aires. Esto permitiría desafectar el uso ferroviario que actualmente se le da a los terrenos que están detrás de la Estación Belgrano y proyectar desarrollos urbanos que incluyan la apertura de varias calles, como Itrurraspe, Domingo Silva, Luciano Molinas y las que siguen hacia el sur.

“Surge la posibilidad de utilizar el producido de la venta de esas tierras y del posible desarrollo urbanístico para hacer la nueva playa de maniobras en Laguna Paiva, por ejemplo, y financiar parte del circunvalar porque la Ley de Ferrocarriles prevé que todo lo producido por bienes del Estado ferroviario se destine al financiamiento de obras ferroviarias”, explicó Corral.

Si bien esta idea de generar una nueva urbanización en el predio que está detrás de la Belgrano es muy incipiente, la Secretaría de Planeamiento del Municipio ya comenzó a proyectar algunos bocetos. No sólo ellos; en la reunión que mantuvieron en Buenos Aires, los funcionarios nacionales les presentaron una propuesta de intervención en esos terrenos, un poco más ambiciosa que la local pero que no está incluida en el reglamento urbano de la ciudad.

Según lo que establece el ROU, hay siete manzanas aptas para alojar desarrollos inmobiliarios de alta densidad, es decir, sin límite de altura: las que están más recostadas hacia calle Avellaneda, desde Chacabuco hasta Pedro Ferré. La idea es llevar adelante proyectos inmobiliarios similares a los que en este momento se están construyendo frente al Parque Federal, con la modalidad de financiamiento público-privado a través de Procrear, pensando en soluciones habitacionales para familias de clase media que hoy tienen escaso acceso a la vivienda propia. Cada una de las manzanas tiene potencial para alojar unas 300 viviendas, en el caso de que se concrete un emprendimiento similar al del Parque Federal, que conjuga torres en altura con otros complejos habitacionales de menor escala. En total, la ciudad podría sumar unas 2.100 viviendas, en un área consolidada, con todos los servicios y una vista privilegiada.

Todos estos proyectos son a largo plazo pero ya forman parte de la agenda de las reuniones que mantienen funcionarios nacionales y municipales. Los pasos están claros, y el primero lo está dando Consular con la elaboración de las propuestas para definir la traza del Circunvalar ferroviario.

“El vínculo fluido con el gobierno nacional nos permite incidir, y sólo podemos incidir si sabemos hacia dónde ir. Las premisas del Reglamento de Ordenamiento Urbano, los usos de interpuertos como área logística, y el proyecto primario que tenemos de las conexiones ferroviarias, enmarcan el plan de desarrollo de la ciudad”, destacó el intendente.

La idea es llevar adelante proyectos inmobiliarios similares a los que en este momento se están construyendo frente al Parque Federal, con la modalidad de financiamiento público-privado a través de Procrear, pensando en soluciones habitacionales para familias de clase media que hoy tienen escaso acceso a la vivienda propia.

 Vínculo fluido. El intendente José Corral y funcionarios de su gabinete mantuvieron reuniones en Buenos Aires en las que se comenzó a proyectar el uso futuro de algunas tierras e infraestructura ferroviaria, que son del Estado nacional. En la imagen, con el presidente de Trenes Argentinos, Guillermo Fiad.

Bordó Nacional