0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Muy poco se sabe del sistema de señalamiento, cuál es su función, cuántos hay y qué tipo de estructura es la necesaria.

Lo cierto que este sistema se encarga de proteger las vidas, ¿de qué manera? Sobre las vías se instalan circuitos eléctricos que detectan mediante un cortocircuito el paso del tren, este circuito hace que se active una protección de señales para que el tren no avance si hay uno detenido adelante. También, se activan las barreras con sus respectivos fonos luminosos y su ruidosa campanilla a su paso.

En el Sarmiento conviven cuatro tipos de señalamiento: uno inglés, que vino junto al tren, un alemán, que, nunca se llegó a completar su instalación, uno de origen chino (este último es el sistemas de frenado automático) QUE NO FUNCIONA!!! Y un sistema manual que abarca ramales. De manera consciente y a materia laboral, los trabajadores del sector se vieron en la dura tarea de hacer funcionar tres partes diferentes en una sola, con alambre y pasión Ferroviaria lograron hacer convivir tres partes que ni siquiera de manera económica se pueden poner de acuerdo.

La falta de inversión en este sector es hacer debilitar la posibilidad de llegar vivos al destino, hay sectores en donde las barreras automáticas quedan en baja permanente por más de media hora lo que hace que al vivir a los ritmos impuestos de vida, se pierda el respeto a la misma y, se intente de manera imprudente cruzarla. Como se hace diariamente en muchos lugares donde la vida termina dependiendo de un trabajador en lugar de un sistema automático.

Por otra parte, en los ramales contamos con alguna que otra barrera automática, pero la mayoría son manuales o a torno, no hay señales lumínicas ni sonoras que alerten la llegada del tren por lo que se hace brutal la fórmula de trabajo en la que se debe realizar las tareas diarias.

De manera precaria es el cuidado de la vida de quienes cruzan una barrera en el ramal. Como se notó en el último accidente en Agustín Ferrari, donde varias acciones hicieron que el tren se lleve la vida de dos personas.

Desde el cuerpo de delegados de la Línea Sarmiento se han realizados decenas de denuncias en los entes que tienen que regular y a los empresarios que manejan el tren. Nunca fueron escuchadas ni tomadas con atención. Eran verdades contadas por quienes les damos vida a los fierros que hacen ser un tren.

TENIAMOS RAZON

Lo determinó los hechos, la masacre de Once, que si estaría instalado el sistema de frenado automático no hubiera ocurrido, como el accidente de Flores donde la formación embistió un colectivo y descarrilo chocando de frente otra formación, que si la barrera se encontraba en normal funcionamiento no ocurría, como en Castelar donde el tren chapa 1 no freno y chocó con un tren que estaba detenido en señales, ¿se podría haber evitado? ¡Si!

Si leían la denuncia donde les decíamos que esa formación no frenaba, o como el último accidente en Ramos el cual se denunció el sector de barreras donde justamente ocurrió este accidente.

Pasan los años y los distintos gobiernos, pero nunca hay una solución, nos venden obras faraónicas como el Soterramiento, que no da ninguna solución a esta problemática, sino que empeora, haciendo de esto grandes negociados que pagamos el pueblo entero.

TENEMOS LA SOLUCIÓN

Nosotros, tenemos soluciones, decimos por ejemplo: hacer 52 túneles o bajo a nivel harían que no haya accidentes, nos saldría más barato como sociedad y, sería más rápida la solución. Tenemos soluciones y cuando las implementamos dan resultados.

Tenemos soluciones y no nos van a callar, esta vez no va a ser como en los ´90. Cuando en aquel momento los sindicalistas de la Verde entregaron los ffcc y avalaron el vaciamiento, permitieron que miles de compañeros quedaran sin trabajo, promovían con las jefaturas el retiro voluntario, entregaron el convenio único, carnerearon y transaron para quedarse con una parte del negocio como fue la concesión del Belgrano Cargas. Ahora no vamos a volver al pasado.

¡Elegí luchar!

No vamos a permitir que nos toquen la estabilidad laboral, ni nuestras condiciones de trabajo. Vamos a reclamar más herramientas, más mantenimiento, más renovaciones. Y defender el salario y el convenio.

Desde la Bordo Nacional vamos a seguir reclamando una real reestatizacion de todo el sistema ferroviario, bajo control de trabajadores y usuarios. Vamos a seguir enfrentando a los gobiernos de turno, para no dejar pasar el ajuste y acabar con los empresarios inescrupulosos y para volver a poner de pie al ferrocarril.

Bordó Nacional