0
0
0
s2sdefault

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Entre mañana y el miércoles podría definirse el futuro de unos 70 trabajadores empleados en el centenario complejo del barrio Maldonado.

Sólo un milagro o una decisión política de último momento podrá cambiar la suerte de los talleres ferroviarios ubicados en el barrio Maldonado.

Hasta ahora todo parece encaminado al cierre de las centenarias instalaciones y con el correr de las horas se incrementa la preocupación por el futuro de unos 70 trabajadores.

Pudo saberse que entre mañana y el miércoles estarán en la ciudad funcionarios de Recursos Humanos de la empresa Trenes Argentinos, la cual pasó a tener bajo su órbita el material rodante y las instalaciones de la ex Ferrobaires, luego del traspaso de los servicios de trenes provinciales a la Nación.

Cada vez resultan más insistentes las versiones que pronostican el peor final para los talleres donde eran reparadas las locomotoras y vagones de Ferrobaires, aunque hasta que la medida no sea anunciada, siempre existe alguna luz de esperanza para numerosas familias ferroviarias.

En tal sentido, hay quienes no descartan que los talleres sean traspasados a una empresa de origen ruso, tal como sucedió con los talleres Mechita, en Bragado, provincia de Buenos Aires.

En ese caso, luego de haber sido cerrados en 2011, ahora serán recuperados por la compañía ferroviaria Transmashholding, a través de su filial, TMH Argentina.

El convenio establece que la firma de origen ruso, líder global en reparación y fabricación de material rodante, invertirá inmediatamente tres millones de dólares

Pero volviendo a los talleres Maldonado, desde que los servicios pasaron a la Nación y los servicios de pasajeros entre Bahía Blanca y Plaza Constitución están a cargo de modernas formaciones de origen chino, prácticamente resulta nula la actividad.

A esto debe sumarse que el puñado de locomotoras que quedaron en operación tras la desaparición de Ferrobaires hace tiempo que venían siendo reparadas en Remedios de Escalada, y ahora, por licitación, serán alquiladas a alguna empresa privada interesada en sus servicios.

Para algunos la suerte de los talleres ya estaba echada desde hace mucho, ya que si bien la situación empeoró luego de conocerse el decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal que dispone la disolución de Ferrobaires a partir del 15 de marzo y el traspaso de los trenes a la Nación, esta situación ya se había producido, de hecho, mucho antes.

En el caso de Bahía Blanca unos 20 maquinistas pasaron a revista en Trenes Argentinos, la empresa que tiene a cargo los servicios de pasajeros entre la Estación Sud y Plaza Constitución.

Los talleres Maldonado fueron, junto a los de Spurr y Bahía Blanca Noroeste, el corazón del sistema de mantenimiento ferroviario en Bahía Blanca y la región.

Si su cierre efectivamente se concreta, sólo continuará funcionando el más moderno de los tres talleres ferroviarios que hasta hace un par de décadas funcionaban en Bahía Blanca: Spurr.

Hasta ahora se desconoce si los gremios del sector ya se declararon en situación de alerta y movilización o qué medidas adoptarán frente a la incertidumbre reinante.

Durante la mañana de ayer el intendente Héctor Gay recibió en su despacho a un grupo de ferroviarios preocupados por el futuro de los talleres Maldonado, quienes señalaron que unos 54 trabajadores serán suspendidos y que es muy probable que el taller sea cerrado.

“Mientras le planteamos la situación Gay se comunicó con el ministerio de Transporte y acordó tratar con rapidez el tema con las autoridades de la Nación, por lo cual esperamos tener novedades en los próximos dos días”, sostuvo Iván Juárez, quien junto a Oscar Urrutia y Daniel Fernández fueron recibidos por el intendente. FUENTE: Adrián Luciani/This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Bordó Nacional