0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El director de Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario, Julio Calzada, analizó el impacto del uso intensivo del tren en reemplazo del camión para el transporte de granos.

El uso intensivo del ferrocarril en reemplazo del camión para el transporte de granos haría reducir los costos de los fletes en dólares y consecuentemente originaría una mejora en los precios de los granos como el maíz, la soja y el trigo, entre el 19% y el 27%, aseguró el director de Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada.

Al disertar sobre "La problemática del transporte y la infraestructura en el Gran Rosario", Calzada ejemplificó que para un productor del NOA o del NEA que deba transportar su producción hasta el Gran Rosario, cubriendo una distancia de 830 kilómetros, a costos de abril de este año, el flete en dólares en caso de usar camión le cuesta u$s 58,10 por tonelada y si usara ferrocarril el costo sería u$s 33,20 por toneladas por lo que el ahorro sería de u$s 24,90 por tonelada.

Actualmente el productor del NOA y NEA recibe un precio de u$s 92 por tonelada para el maíz; u$s 171 por tonelada para la soja y u$s 102 por tonelada para el trigo. Si pudiese ahorrar u$s 25 de flete con el sistema ferroviario, el porcentaje de mejora en el precio de los granos sería de 27% para el maíz; 19% para la soja y 24% para el trigo, aseguró Calzada.

"El productor argentino de granos es tomador de precios, no los puede fijar. El valor de los precios a futuro se determina en el Mercado de Chicago, donde se concentran las grandes empresas y los grandes fondos de inversión", explicó luego Calzada en diálogo con Télam y dijo que por esa razón el productor que trae granos del norte de la Argentina se ve obligado bajar costos.

Por esta razón la BCR habla de la "imperiosa necesidad" de rehabilitar el ferrocarril Belgrano Cargas que con su trocha angosta transporta a lo largo de 4.900 kilómetros del el NOA y el NEA una carga total de 841.000 toneladas, de las cuales 519.000 son soja y 66.300 son maíz.

Calzada explicó que la zona denominada Gran Rosario abarca las ciudades de Rosario y San Lorenzo donde existen 70 kilómetros de costa del Río Panará desde Arroyo Seco hasta Timbúes, donde se concentra el 30% del movimiento nacional de cargas de la Argentina.

En esos 70 kilómetros de costa hay 29 terminales portuarias y 19 de ellas despachan granos, aceites y subproductos a todo el mundo. 12 de esos 19 puertos tienen fábricas aceiteras anexas. Resaltó que el 78% de las exportaciones de granos, harina y aceites salen del Gran Rosario y el segundo lugar es ocupado por el nodo de Bahía Blanca, con el 11%.

El año pasado, por ejemplo, Argentina exportó 86 millones de toneladas de granos, aceites y subproductos y por el Gran Rosario salieron 67 millones. Asimismo once de las 12 plantas que pueden producir más de 100.000 toneladas al año de biodiesel están ubicadas en el Gran Rosario.

"Esta tremenda infraestructura portuaria y del complejo oleaginoso genera cifras de tráfico impresionantes y gran congestión que afectan a las poblaciones de las localidades por donde circulan los vehículos", señaló Calzada.

Ejemplificó que entran cerca de 2.000.000 de camiones por año a traer granos. Esto determina que sean 4.000.000 de viajes, de ida y vuelta en el año. 

"En el 2016 en camión entraron cerca de 55 millones de toneladas de granos de origen argentino y en los días pico circulan 14.000 camiones", graficó.

Agregó que por ferrocarril entran formaciones con granos en un total de 173.000 vagones en el año que transportan 4.000.000 de toneladas de granos. Por red fluvial llegan anualmente al Gran Rosario cerca de 2.900 barcazas con mercadería de Bolivia y Paraguay. Además, cerca de 2.400 embarcaciones de ultramar ingresar en el año para despachar cargas como granos, aceites, subproductos, biocombustibles, fertilizantes, azúcar, contenedores y concentrado de cobre, entre otros productos.

Según estudios del Banco Mundial, la congestión en el Gran Rosario aumenta el costo de la logística en u$s 8,1 por tonelada. Por la zona entran 55.000.000 de toneladas de granos por camión y 4 millones de toneladas por ferrocarril.

Por todas estas razones, es que la BCR propone mejorar los accesos terrestres del transporte vial y ferroviario de cargas a las industrias y terminales portuarias del área metropolitana de Rosario, lo que determinaría un ahorro anual aproximada de u$s 450.000.000 anuales.

Asimismo, en cuanto a la hidrovía Paraná-Paraguay, la BCR propone adecuar y profundizar el río Paraná, en el tramo Timbúes-Puerto San Martín-Océano Atlántico, a 36 y 38 pies de profundidad, asegurando el dragado y balizamiento.

Bordó Nacional