0
0
0
s2sdefault

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El gigante brasileño Odebrecht pagó 395.000 euros con fondos negros a una subcontratista que participó en el soterramiento del tren de Sarmiento.

Odebrecht giró 395.000 euros a sociedades de dueños desconocidos.

Según un informe de la policía de Andorra del 11 de abril de 2017 que reveló ayer el diario El País de España.

El pago se habría canalizado a través de la Banca Privada d'Andorra (BPA), una de las entidades que utilizó Odebrecht, junto al Meinl Bank de Antigua y Barbuda, para pagar sobornos y comisiones ilegales a funcionarios, políticos y empresarios, entre otros.

La policía de Andorra detectó ese pago al analizar las actas secretas del departamento de compliance (cumplimiento) del BPA. Una de ellas expone que el entonces responsable del banco en Uruguay Andrés Norberto Sanguinetti Barros pidió autorización a su casa matriz para pagarles a Lion's Soul y Carday, dos sociedades que utilizó Odebrecht para pagar sobornos. "Se solicita autorización para ejecutar una operación triangular, en la que participan Lion'sSoul y Carday, para pagar a una subcontrata en B", requirió, el 22 de julio de 2011.

Odebrecht integró el consorcio de esa obra junto a Iecsa -la empresa de Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella. Estas últimas negaron cualquier participación en actos ilícitos, aunque los delatores brasileños ya admitieron pagos de sobornos por al menos US$ 3,3 millones, cifra que podría trepar a los US$ 20 millones, según reconstruyó LA NACION durante los últimos meses.

Sociedades en la mira

En la misma línea, los informes confidenciales de la policía de Andorra señalan al operador financiero Olivio Rodrigues Junior. Lo sindican como "el responsable de los pagos de sobornos a políticos, directivos de empresas y corporaciones públicas, a través de una red de cuentas bancarias secretas abiertas en paraísos fiscales". Entre otros, al lobbista argentino Jorge "Corcho" Rodríguez.

Otro ejecutivo de Odebrecht vinculado a la operatoria sospechada en la Argentina, Luiz Eduardo da Rocha Soares, también tuvo cuentas en el BPA. La policía de Andorra le atribuye US$ 1,2 millones a él y montos similares a dos familiares y en la empresa Nonburg Overseas SA, hasta alcanzar un total de US$ 5 millones.

En particular, las sospechas se concentraron en cuatro sociedades: Converge Capital Partners BV -que recibió fondos de Klienfeld-, Nailand Financiering BV, Lion's Soul Corporation y Vansley International Inc. Las cuatro tienen como beneficiarios a asesores fiscales uruguayos. FUENTE: La Nacion

Bordó Nacional