0
0
0
s2sdefault

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

El gobierno de Mauricio Macri acaba de lanzar el decreto 652/17 publicado en el Boletín Oficial y con el que anuncia el cierre de ramales y el levantamiento de vías, aparatos de vía y toda la infraestructura ferroviaria.

Es una vuelta de tuerca más a la destrucción del sistema de transporte más económico y eficiente, que, a la vez, unifica y desarrolla a las diferentes regiones del país.

Este gobierno, que profundiza el retroceso de Argentina a la condición de vasallaje más primitiva, recorre el camino inaugurado por la dictadura militar y al que le dieran continuidad gobierno tras gobierno desde 1983 a la fecha. No es una casualidad que el mismo día que se negocian 530000 millones de pesos en la timba financiera de las LEBACS, se anuncie la desaparición física de los ferrocarriles que surcaron el territorio nacional. Los beneficiarios de uno y otro latrocinio son los mismos; la clase que detenta el gobierno argentino y las corporaciones financieras internacionales. Mientras hipotecan por 100 años a generaciones de argentinos con el fraude de la Deuda Externa, liquidan toda posibilidad de desarrollo nacional, destruyendo lo que queda de aquello que fuera una de las trazas ferroviarias más importante de América Latina. La voracidad de la clase gobernante exige borrar del mapa las vías para transformarlas en un gran negocio inmobiliario y para eso no solo recurren al decreto sino a la ley que votaran juntos el kirchnerismo y el PRO, por la cual los extensos terrenos ferroviarios quedan al arbitrio del mercado.

La puesta en marcha del decreto y el soterramiento serán la marca indeleble de la entrega y la corrupción. Miles de pequeños productores han levantado la voz, llegando incluso a Plaza de Mayo regalando su producción como forma de protesta porque no pueden comercializar sus frutas, yerba o vino; a ellos se les niega la posibilidad de un flete económico con el tren. Y mientras un cínico funcionario se les ríe en la cara sugiriéndoles que cambien de fruta a las corporaciones extranjeras del petróleo, minería y cerealera les ofrecen todo tipo de prerrogativas para la utilización del ferrocarril pagado por el pueblo argentino. Todo nuestro país se encuentra con una estructura vial en franco deterioro y con un alto nivel de inseguridad, hay una enorme contaminación, un brutal encarecimiento del combustible e innumerables poblaciones están aisladas en plena era de las comunicaciones. Quienes han gobernado a lo largo de estos 40 años tienen el triste mérito de haber hecho retroceder al país más de un siglo, liquidando no solo la red ferroviaria sino su propia industria creadora desde los mínimos insumos hasta locomotoras. En este marco de corrupción y saqueo, es imprescindible la expresión de las direcciones de los 4 gremios del riel, convocando a una medida para la defensa del sistema ferroviario.

Este Cuerpo de Delegados y Comisión Ejecutiva de la Seccional Haedo, les exigimos un Plan de Lucha Unificado en todo el país, con asambleas en todas las líneas. También planteamos que las centrales obreras abandonen la tregua con el gobierno empresario y defienda claramente el patrimonio nacional. Nosotros seguimos sosteniendo que no hay posibilidad de recuperar el sistema ferroviario si no es en una empresa Única, Estatal y con control de los trabajadores y usuarios.

Cuerpo de delegados – Comisión de reclamos

Comisión Ejecutiva-Seccional Gran Bs As Oeste

Línea Sarmiento

Bordó Nacional